Escudo de Armas

Coat of Arms

Escudo de Armas Y Lema Episcopal del Reverendisimo John Noonan, Quinto Obispo De Orlando

El Escudo de Armas del Obispo John G. Noonan, quinto Obispo de la Diócesis de Orlando, combina elementos diocesanos (mitad izquierda) y personales (mitad derecha).  Estos elementos tienen un significado especial tanto personal como espiritual; temporal y eterno – reflejando no sólo las experiencias de su vida, sino también su jornada de fe.

En el lado izquierdo del escudo, por la Diócesis de Orlando, los colores principales rojo y dorado, recuerdan los colores de la bandera de España, porque fueron misioneros de ese país quienes primero trajeron el Evangelio a la Florida.  Las letras X-P (Xi-Ro) están tomadas de las dos primeras letras de la palabra Cristo – en griego, Hijo de Dios y centro de toda la fe Cristiana.  La concha dorada es un símbolo tradicional del Apóstol Santiago, el Mayor (St. James the Greater), patrón de la Catedral.  La flor del naranjo o flor de azahar indica que los nueve condados de la Diócesis están centrados en el Condado Orange.

En la parte superior del Escudo de Armas se encuentra una flor de lis azul sobre un fondo blanco o plateado.  Esto es en honor a la Santísima Virgen María, la Madre de Dios y patrona de la Diócesis de Orlando.

En el lado derecho del escudo se encuentra el escudo de armas personal del Obispo Noonan.  Está dividido en campos al igual que el del Papa Benedicto XVI como una manera de honrar al Santo Padre que lo elevó a la Posición de Obispo.

El área izquierda está realizada en rojo sangre.  Esto representa la Preciosa Sangre en la Eucaristía.  Sobre este campo aparece uno de los símbolos más antiguos del arte cristiano, el Pelícano.  Desde el primer siglo después de Cristo, el Pelícano ha representado a la Iglesia Universal y a la Eucaristía.  Como está representado en el escudo de armas del Obispo Noonan,  se ve al Pelícano agujereando su propio pecho, lo cual representa el sacrificio cristiano y el amor filial a Dios Padre.  El Obispo Noonan seleccionó esta imagen específicamente para conmemorar el Año de la Eucaristía, que fue promulgado por el difunto Papa Juan Pablo II en Octubre del 2004, el año litúrgico en que fue elevado a la dignidad episcopal.

En el lado derecho del Escudo de Armas del Obispo Noonan, el campo es plateado o blanco, representando la inocencia del alma y la santidad de la vida cristiana.

Es costumbre que los Obispos adopten un emblema para las armas de su familia.  El Obispo Noonan ha escogido un fénix rojo surgiendo de una cama de llamas.  Las armas de la familia Noonan incluyen un campo plateado en el que aparecen tres fieros falcones rojos.  El Obispo ha adaptado esta inspiración para que aparezca en una forma singular como la bestia mística espiritual conocida como el Fénix.  El Fénix es el símbolo de la Resurrección de Cristo y del triunfo cristiano sobre el pecado y la muerte y cuando aparece con un halo, como en las armas del Obispo Noonan, también representa a la persona del Cristo Resucitado.

Después de la Edad Media, la Iglesia también le asignó al Fénix el atributo de la castidad y, por consiguiente, es uno de los emblemas del clero célibe.  El halo dorado representa la Sabiduría de Dios Padre y la Confianza que Cristo pone en los hombres que El llama a la plenitud del Orden Sagrado.

El campo inferior es dorado, lo cual representa una vez más la Sabiduría de Dios.  El Obispo Noonan escogió un lugar especial en su diseño para honrar al Cura de Ars, San Juan Vianney

(Curé d’Ars, Saint John Vianney).  Este sacerdote francés, es el santo patrón del seminario en Miami, donde el Obispo Noonan sirvió como Rector, y el patrón de todos los sacerdotes parroquiales en todo el mundo.

En una homilía titulada “Cruces de la Cosecha” (“Harvest Crosses”), San Juan Vianney cuenta la historia de un agricultor local que escondió cruces de madera en la tierra, las cuales fueron descubiertas más tarde por trabajadores agrícolas itinerantes e inspiraron oraciones de acción de gracias y alabanza a Dios.  En el campo dorado de la sabiduría, aparecen haces de lavanda representando tanto las cosechas verdaderas de los agricultores de San Juan Vianney como las de Cristo con Su rebaño metafísicamente hablando.  Entre ellos aparece una Cruz de Molino (Cross Moline) negra, la cual es una adaptación heráldica de la Cruz Cristiana, asignada para representar a Francia.  La planta de lavanda ha sido considerada como una salvaguarda en contra del mal, como la hierba de Cristo.  El Obispo Noonan será la primera persona en tener el emblema heráldico de la cruz entre dos haces de lavanda que se relacionan simbólicamente al Cura de Ars.

Encima del Escudo de Armas del Obispo, se encuentra un pequeño escudo plateado (considerado como blanco en Heráldica), el cual simboliza una vez más la inocencia y la pureza del alma.  La palma representa la Iglesia de Miami, y es una manera especial de honrar la Arquidiócesis y al pueblo de Miami.  Detrás de la palma aparecen dos báculos con mochilas.  Estos báculos son el símbolo heráldico principal de San Rafael Arcángel quien, nos dice la Sagrada Escritura, fue el guardián del peregrino Tobías.  Juntos, estos emblemas representan la jornada espiritual o peregrinaje que cada cristiano hace en la vida.

Un recuerdo más de Irlanda, la tierra natal del Obispo, es la inclusión de la cruz episcopal con el corazón coronado colocado encima del escudo, la cual es una variación de un emblema de la Claddagh.  La Claddagh ha venido a representar el amor por la patria de los irlandeses que están en el extranjero.

El sombrero verde de peregrino es el emblema tradicional que adorna el escudo de un obispo.  Para los obispos, hay seis borlas suspendidas a cada lado del sombrero en un estilo piramidal,  El color verde es el verdadero color del Cargo de Obispo, y como color de crecimiento y renovación, también sugiere la vida eterna.

Lema

 

El lema personal de un Obispo siempre está dirigido a representar su espiritualidad y su filosofía – teológicamente basada – de la vida, y muy frecuentemente está enraizado en la Sagrada Escritura o en una oración o letanía prominente.

El lema del Obispo Noonan es un hermoso y antiguo lema irlandés (gaélico) de la oración del “Peto de San Patricio”.  En inglés, se traduce como GOD BEFORE ME AND GOD WITH ME – DIOS ANTE MI Y DIOS CONMIGO, en español.  Al seleccionar esta oración como su lema, confirma su creencia en que todo es posible por medio de la fe y del amor en Jesucristo.

 

 

Traducido al Español por Vilma G. Estenger / Spanish Translation by Vilma G. Estenger